DIY: Segunda oportunidad a una estantería de baño

Este verano me propuse darle una segunda oportunidad a un par de estanterías de baño que tenían mi madre y mi suegra respectivamente guardadas en sus trasteros.

La verdad es que hasta hace poco no me había planteado la necesidad de un lugar extra de almacenamiento en los baños pero llevaba un tiempo con la idea en la cabeza y por fin durante las semanas de vacaciones pude ponerme a ello.

Éste es el resultado, una preciosa estantería de pared turquesa con efecto empolvado:



¿Quieres saber cómo las hice?


Voy a explicar en concreto el DIY de la estantería de metal que hemos puesto en nuestro baño. La otra es de madera y la hemos colocado en el otro baño de la casa (te la enseñé en mi cuenta de instagram el pasado sábado) pero el procedimiento es casi igual. 

La estantería era de metal dorado y tiene un relieve que simula el bambú. La verdad es que su forma es preciosa pero el metal dorado no va nada en nuestra casa, así que apostamos por darle un buen toque de color, cosa que la casa agradece porque predominan las tonalidades claras.

Aquí puedes verla:





El procedimiento es muy sencillo y muy rápido ( además de un poco adictivo ;) tengo que reconocer que ya tengo una buena lista de muebles esperando su turno )




1 y 2.- Lo primero que hice fue lijar un poco el metal, tampoco hace falta dejarla completamente lijada, pero sí lo suficiente para que pierda buena parte del brillo del metal.

3 y 4.- Aplicamos una base selladora blanca para que el metal no repeliera la pintura.

5 y 6.- Una vez pintada entera elegimos el color. En nuestro caso un precioso turquesa que aprovechamos andaba por allí de un mueble que había arreglado mi cuñada hacía poco.

7 y 8.- Se pinta con el color que elijes y acto seguido, después de cada brochazo, con una brocha seca retiras el exceso de pintura y la redistribuyes. Con esta técnica consigues un precioso efecto empolvado.





Para la estantería de madera se hace todo igual con tres salvedades:

1.- El lijado es esencial, tiene que estar muy bien lijada para que la pintura se fije bien.
2.- No hace falta usar selladora.
3.- Una vez terminada es conveniente aplicar cera ( usamos siempre Álex que va de maravilla) para que la madera quede bien nutrida y suave.

¿Qué te parece?¿Te gusta el resultado?
Feliz semana!


Compartir:

Comentarios

2 comentarios:

  1. ¡Espectacular Rocío! Me ha encantado, es todo una fuente de inspiración. ¡Preciosa tú y la estantería!

    Gracias por compartir :)

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  2. Te han quedado preciosas y el color me encanta.

    Besos

    ResponderEliminar