Granada Express

Este pasado fin de semana estuvimos en Granada. Se casaban unos buenos amigos e hicimos las maletas rumbo a esta mágica ciudad para acompañarlos en un día tan especial.
Granada es una ciudad preciosa que ya teníamos el gusto de conocer. En esta ocasión, contábamos con muy poco tiempo pero aún así no queríamos perder la oportunidad de hacer un recorrido express para pasear por sus calles. Así que en este post te hablo de nuestro pequeño recorrido por Granada, lugares imprescindibles que no te puedes perder en esta ciudad.


Empezamos nuestro paseo por Recogidas-Reyes Católicos, la zona de nuestro hotel. Teníamos muy claro el destino, una vista difícil de igualar. Mientras tanto, recorrimos Reyes Católicos que es una zona muy comercial en la que se mezclan las marcas más actuales con edificios señoriales del siglo pasado. Edificios preciosos con fachadas y cúpulas impresionantes.


De ahí, a izquierda y a derecha la Catedral y la Capilla Real y el Corral del Carbón. Este último es un lugar que me gusta especialmente (es donde realizamos las fotos del último look) y consigue transportar a otra época a cualquier persona que recorra sus soportales o admire su entrada con mocárabes. 



De ahí a la Plaza Nueva y enfilamos al Paseo de los Tristes. Un paseo a orillas de la Alhambra que acompaña al río Darro entre una vegetación imponente en pleno centro de la ciudad. Creo que es mi lugar favorito de la Granada. Es tan agradable, tan delicado, tan de otro tiempo...No parece que estés en una capital, es como un pueblo de ensueño en la misma Granada.


En una de las calles que desembocan a este paseo comenzamos la subida al Albaicín. Un barrio que pone en tela de juicio la forma física de cualquiera, pero que merece la pena tanto por las casas, como por su sabor, como por las impresionantes vistas que nos regala.



Y en este barrio nuestro destino, el Mirador de San Nicolás. La meta de nuestro paseo, el premio "de consolación" por no tener tiempo para cruzar y volver a visitar la Alhambra y el Generalife. ¡Qué lástima! Pero los fines de semana de bodas son intensos y son lugares que requieren su tiempo.


Pero tampoco creo que estas vistas no sean comparable a alguno de los patios del palacio o a algunos de sus jardines ¿no crees?

En cualquier caso, disfrutamos mucho con nuestro paseo express. Y nos quedamos con muchas ganas de volver. Sabemos que será muy pronto, la ciudad y la causa bien merecen la pena.


Feliz jueves y hasta el domingo!! Mañana si quieres puedes tener noticias mías a través de mi newsletter.


Compartir:

Comentarios

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada