Viajar con niños

Nuestro viaje a Oporto ha sido el primero de (esperamos) muchos viajes en familia. Nos gusta viajar y no queremos que tener niños sea un inconveniente para seguir con nuestro plan de recorrer mundo.

Aunque nos hemos desplazado con el niño desde que nació, siempre han sido trayectos cortos que no han requerido ningún tipo de logística especial. En esta ocasión, teníamos por delante un desplazamiento de unas 7 horas y no teníamos más remedio que planificar bien el viaje para que resultara lo más cómodo posible para la familia. En este post te cuento algunos de los tips que nos han funcionado fenomenal para viajar con niños.



VIAJAR EN COCHE:

1.- Viaja en las horas tranquilas del niño. Si es posible desplázate en las horas del día en las que el niño está más relajado. Nosotros descartamos viajar de noche así que quitando esas horas de sueño, sus horas más tranquilas son las de la mañana. Organizamos todo para salir por la mañana temprano y así evitar esas horas en las que es un verdadero torbellino y por tanto, difícil de dejarlo atado en la silla.

2.- Paradas. Siempre es aconsejable parar para estirar las piernas y despejarnos todos pero si vas con niños mucho más. En esas paradas aprovechamos para que él pudiera ir a su aire, explorar y caminar a su antojo. Además jugamos mucho con el niño, pero jugar de manera...intensa! Carreras, cosquillas...Un juego nada tranquilo que lo dejó bien relajado, falto de fuerzas y listo para una nueva siesta. 
En una de las paradas nos topamos con un parque en una estación de servicio lo que nos vino genial. Los columpios le vuelven loco y disfrutó muchísimo y después a dormir de nuevo!

3.- Bolsa para el coche. Organicé una bolsa con los imprescindibles del niño que pudiéramos necesitar. Agua, toallitas, muselina para taparlo al dormirse, chupete, zumo, galletas...Y "Aspitos". Le encantan y es una solución de urgencia que le entretiene y calma. 

4.- Entretenimiento. Nos recomendaron llevar el ipad con dibujos animados pero tengo que deciros que ésto no nos funcionó. Los dibujos no lo relajaron en absoluto, no les prestó la mayor atención. Sin embargo los juguetes sí que lo distrajeron. Así que en el próximo viaje no faltarán sus juguetes favoritos.



ALOJAMIENTO:

Apartamento. No tenemos preferencias por hoteles o apartamentos cuando viajamos. Sin embargo con niños el apartamento resulta mucho más cómodo por la cocina. Un biberón de madrugada, un desayuno muy tempranero, hacer tu propia cena...En el tema comidas todo son comodidades, además el espacio es mayor que en una habitación de hotel y los niños tienen más espacio para jugar y explorar.
Nos quedamos en uno que nos encantó, aquí te dejo el enlace por si Oporto es un destino pendiente para ti.

RUTINA:

1.- Adapta el viaje a su ritmo. Cuando viajamos solemos levantarnos temprano y recorrer la ciudad hasta la noche. Nos gusta andar y recorrer las calles, ver el ambiente...Sin embargo cuando viajas con niños el ritmo lo marcan ellos. Nos seguimos levantado temprano, más que antes pero la hora de recogida es mucho más temprana.  Al igual que en el viaje en coche, las paradas son importantes. Así que hemos aprendido a disfrutar de una buena merienda o una mini siesta en un parque. Cuando viajas con niños el ritmo es otro y hay que aprender a disfrutar de él. 

2.- Visitas. No creo que por ir con niños debas dejar de entrar en los lugares emblemáticos de las ciudades que visitas pero está claro que hay límites para que no se aburran y tampoco molestar el resto de los visitantes. En nuestro caso, entramos en una bodega. Hicimos un recorrido y terminamos con una cata. Valoramos si él podría caminar por ellas, si se distraería y la duración de la misma y apostamos por ella. Pero nos salió mal. El niño estaba en sus horas activas y se aburrió, así que me escapé con él y esperé fuera a que terminara la visita. Una lástima! Pero al menos me quedo con la cosa que si hubiera sido por la mañana nos hubiera salido del plan ;)
Cuando sea un poco mayor organizaremos visitas pensadas al 100% para los más pequeños.

3.- Restaurantes. Visitar restaurantes en las ciudades visitas es una de las mejores cosas de viajar. Cuando vas con niños tienes que cambiar el chip completamente. Adiós a las cenas para dos en los restaurantes más "cool" y hola a comidas familiares pero muy divertidas en sitios más informales. 


En fin, estos son los trucos que mejor nos han funcionado. Una nueva forma de viajar que nos ha encantado y que estamos deseando repetir.

¿Cuáles son tus trucos a la hora de viajar con niños?
Feliz día!!

Compartir:

Comentarios

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada