Claves para hacer el cambio de temporada en el armario

Este pasado puente aproveché para hacer el cambio de temporada en mi armario. La verdad es que es una tarea que me horroriza y adoro a partes iguales.

Me horroriza porque cuando está todo fuera suelo quedarme bloqueada. No se hacia donde tirar y me enfrasco en un bucle de poner, quitar, poner,quitar…Por no hablar de esos eternos montones de plancha que te acompañan durante semanas. Y al mismo tiempo la adoro porque eso de llenar tu armario con cosas nuevas siempre es un placer (lo que nos gusta la novedad no tiene nombre).

En fin, que me armé de paciencia, me puse a ello y para mi sorpresa, este año ha sido todo coser y cantar! Pues sí, he puesto en práctica una serie de claves que me han hecho mucho más fácil el cambio de temporada en mi armario. Así que hoy te las cuento por si te vienen bien.

claves para hacer cambio de temporada en tu armario

1.- Quien siembra, recoge. Es fundamental para tener un buen cambio de armario haber guardado bien las prendas en el cambio anterior. Haber etiquetado, haber ordenado en cajas, todo lavado y bien doblado…Así es todo más sencillo. Incluso puedes dividir la tarea en varios días. Por ejemplo, hoy saco los jerseys, mañana los abrigos y pasado las faldas y pantalones.

2.- Evita los montones de plancha. Este punto ha sido clave para mí en esta ocasión. Todos los años, creaba unos montones que iban directos a la plancha que me agobiaban. Iban de una silla a otra esperando su turno. Hacían más difícil el orden en casa y realmente me ponían de los nervios.
Este año lo he colgado todo en el armario, aunque esté arrugado, no me importa. De este modo, lo estoy planchando poco a poco, con tranquilidad. Primero lo más otoñal y dejo para el final lo que es más de abrigo. De este modo fracciono la plancha y no hay montones deambulando por la casa.

3.- Limpieza. En los cambios de armario hay que hacer dos tipos de limpieza. La primera es del espacio como tal. Aprovecho que el armario está vacío para limpiarlo bien por dentro y cambiar las bolsitas de olor que utilizo (normalmente suelen ser de lavanda).  La segunda es limpieza (en sentido figurado) de prendas que ya no usas. Aquello que llevas varias temporadas sin ponerte hay que quitarlo del armario. Se puede donar, llevar a contenedores, reciclar…lo que quieras pero no demos más oportunidades a prendas que no estamos usando y que sólo nos estorban.

4.- 365 días. Hay cosas que nos acompañan durante todo el año. Esas prendas básicas (o no tanto) que no entienden de temperaturas o estación. Además, me gusta seleccionar vestidos o faldas que, aunque a priori sean de una estación concreta, puedan usarse en la contraria. Por ejemplo, esta falda es de verano, pero puedo imaginarla perfectamente con un jersey de punto gordo y con botas. Así que se queda conmigo.

5.- Ser previsora. Además de las prendas 365 días (como me gusta llamarlas) me gusta dejar algunas prendas que no se corresponden con la estación en el armario. Los primeros calores o los primeros fríos llegan sin avisar y si da la casualidad que no dispones de tiempo en ese momento para hacer el cambio, pues pasarás frío o calor irremediablemente.

6.- Analiza tu armario. Me he dado cuenta que tengo más jerseys o abrigos de los que soy capaz de lucir los días de frío. Así que me he propuesto, con firmeza, no adquirir ninguna de estas prendas más. Es una pena no usar las que ya tengo tanto como se merecen. Lo mismo me ocurre con las “bufandas-mantas” demasiadas….

7.- Zapatos y complementos. Aquí es quizás donde más paciencia hay que poner, si no tenemos en cuenta el momento plancha, porque los zapatos requieren un buen tratamiento antes de guardarlos. Me gusta limpiarlos bien (por dentro, por fuera y las suelas) meterles papel de seda para que no se deformen, envolverlos y guardarlos en su caja. En esta ocasión voy con ventaja ya que el pasado verano no llegué a sacar los zapatos de verano por falta de tiempo. Así que trabajo que me ahorro.

En fín, unos pequeños trucos y claves que hacen más fáciles estos días de cambios de ropa de temporada.

Hasta mañana!
————————————————————————

RELATED POSTS

Comentario

  1. Cuando el cambio de armario suelo sacarlo todo y hacer cuatro montones:

    – Para guardar
    – Para donar
    – Para tirar
    – Indecisos

    A este último montón le hago un pequeño examen, ¿Cuándo ha sido la última vez que me lo puse?¿Con qué combina de todo lo que tengo? si es más de un año en la primera y dudo con la segunda va al montón de ropa para donar.

    En cuanto a lo de los zapatos me has dado una idea para terminar de ordenar los míos.

    Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *