Mis últimos favoritos

Estas semanas están siendo intensas a nivel familiar, justo lo que busco en vacaciones. Pasamos en familia las 24 horas del día salvo en contadas ocasiones, es entonces cuando tengo unos minutos para mis cosas.

Las cosas por las que tengo predilección últimamente son de las que quiero hablarte en este post. Ropa, accesorios, lecturas, series, plantas…Un poquito de todo aquello que se repite en mi día a día y que me dan una dosis extra de felicidad. La felicidad de las pequeñas cosas (materiales).

No te miento si te digo que estoy antojada de una cesta portuguesa desde que estuvimos en Oporto. Raro en mí, pero me contuve en su compra y luego me he arrepentido demasiado. Recuerdo a mi madre cuando yo era pequeña con su cesta cuando íbamos a la piscina y no pocas veces le he preguntado por su paradero. Pero nada, después de tanto uso, está claro que pasó a mejor vida.

Luego empecé a verlas en Instagram y el gusanillo ya no sólo me picaba, sino ¡qué no se iba nunca! Un día comentándolo con mi prima me dijo que tenía una. Se la habían traído del país vecino y nunca la había usado y, lo mejor, no tenía menor intención de hacerlo. Así que poco tardé en pedírsela…Ya está en casa y yo feliz.

Con los niños y las redes sociales, leo menos de lo que siempre me ha gustado. Aún así intento cada noche dedicar un rato porque es algo con lo que realmente disfruto. Ahora estoy con Jane Eyre. Sí, me he atrevido con un clásico y es que me pierdo en novela tras novela contemporánea pero me dejo atrás lecturas obligatorias. Así que guiada por la gran lectora Maddalen Marzol me animé.

No voy a decir que me lo estoy bebiendo, es más, el principio se me hizo algo pesado pero ahora es otra historia…Me alegro mucho de haberme decidido por él.

 

Otro de mis entretenimientos, esta vez en forma de serie. Es la americana Suits. Sí, que ya la ha visto todo el mundo y que ninguna novedad aporta. Lo sé, pero yo no me había puesto con ella y estoy disfrutando. Una serie de abogados que me recuerda de dónde vengo al fin y al cabo, también porqué lo dejé. Además, se desarrolla en Nueva York y eso siempre suma puntos.

 

Estoy pasando las últimas semanas en jardines, en piscinas o tranquilamente en casa. Poco lugar a arreglarse tengo y se agradece esa sensación de libertad que sólo te dan los pies descalzos y el pelo recogido en un moño.

Así las cosas, este blusón de rayas y perforado, blanco y celeste es uno de mis habituales. Lo mismo sirve de camisón que para la piscina o la playa.  Es de Hunkemöller, una marca con la que he colaborado en ocasiones y que cuenta con un amplio surtido en prendas interiores, de deporte o para estar en casa. Ya busques un sujetador sin tirantes, una sudadera deportiva, un sujetador adhesivo, sujetadores de tallas grandes, ropa reductora o lencería más coqueta, Hunkemöller es una fantástica opción que ahora además está en rebajas de hasta el 50%.

 

Nunca he sido de rojos en los labios, sin embargo, desde que tengo este producto de Clarins me he vuelto una incondicional. Ya te hablé de “Water Lip Stain” en este post y ahora no hago más que corroborar mis primeras impresiones.

Otro de mis inseparables son estos pendientes trepadores de “Dime que me quieres”. Especialmente el derecho que coloco en el segundo agujero de mi oreja y queda genial junto a otro pequeñito.

“Dime que me quieres” tiene unos diseños muy bonitos y especiales, justo el tipo de joyería que me gusta y desde que vi estos pendientes los tuve entre ceja y ceja. Y no me equivoqué, los llevo casi a diario y me fascinan.

Y no puedo terminar sin contaros que tengo nueva habitante en casa. Me refiero a esta planta verde reluciente que sale en las fotos, una dracaena que me regaló  mi padre. Me ha costado un poco cogerle el ritmo de riegos, de hecho la estaba ahogando pero ahora que lo tengo todo controlado parece que nuestra relación va a mejor. Crece muchísimo y da mucha alegría y luz a la casa. Si estás buscando una planta de interior para tu casa te la recomendaría porque no requiere muchos cuidados y es muy agradecida. Lo próximo que entre en casa será un ficus lyrata. Pero ya en septiembre que no quiero arriesgarme con las vacaciones por delante.

 

¿Cuáles son tus favoritos de las últimas semanas? ¿Qué te parecen los míos?

Feliz día y hasta la próxima semana!

 

RELATED POSTS

4 comentarios

    1. Dejé la abogacía porque no me sentía cómoda con ella. Después de compaginarla durante un tiempo con una marca de ropa propia decidí que era el momento de dejarla y apostar por lo que realmente me gustaba. He estado con la marca varios años y cuando nació mi primer hijo hice un paréntesis por maternidad que cerraré muy pero que muy pronto. Ya os contaré…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *