I´m back but first…

Un café…

Ya estoy de vuelta después de estas semanas de desconexión tan necesarias para todos. Poco a poco nos vamos instalando en la rutina ¡bendita rutina! Pero aún nos quedan muchos flecos por atar, algunos sin importancia y otros demasiado importantes como para dejarlos pasar estos primeros días de septiembre. Y en ello estoy, cubriendo necesidades de aquí, de allá y creándome yo solita otras por si no tenía bastante. Pero estas últimas son sin duda las que dan chispa a la vida.

 

¿Cómo ha resultado tu regreso?

Yo en estos momento me encuentro centrada en estos aspectos:

Estoy poniendo la casa en orden, de limpieza general y planificando toda la logística e intendencia del hogar para que fluya como un reloj. Cada vez estoy más convencida de la importancia de tener el entorno en orden para tener la cabeza serena y centrada.

Por otro lado, estoy intentando que mis “dragones” serenen su espíritu salvaje de los últimos meses de verano. Domesticándolos podría decir. Horarios, rutinas, disciplina…Todo se relaja en vacaciones y es necesario volver a ello tanto para ellos como para los adultos de la casa.

Además, ahora que entramos en una nueva etapa familiar empiezo a plantearme mis opciones profesionales. Si me lees desde hace tiempo imagino que sabrás que opté por cuidar de mis hijos a tiempo completo hasta que comenzaran el colegio. Pero ahora que el mayor inicia el colegio y el pequeño la escuela infantil, estoy mirando calendarios, leyendo mucho, pensando, anotando pensamientos… Siento cierto gusanillo de nervios y felicidad al que estoy deseando plantar cara. Pero todo a su debido tiempo.

Y entre estas tareas, algo de tiempo me queda para algo menos profundo, como  estudiar los especiales de nueva temporada, de echar un vistazo en las tiendas, para identificar tendencias de otoño, seleccionar mis favoritas e ir fichando algunas prendas y accesorios de cara a la nueva temporada.

Sigo leyendo los libros que me había propuesto terminar en la playa pero es que caía tan rendida en la cama tras las carreras por la orilla que apenas leía dos páginas antes de dormir. Atrás quedaron esas madrugadas en vela apurando un libro.

Estoy planteándome seriamente mi rutina deportiva, necesaria para estar bien por dentro y por fuera. Me apetece correr y eso que nunca ha ido conmigo, pero quiero sentir la satisfacción de correr una carrera. Mi marido que anda preparándose otra maratón me ha contagiado las ganas.

Y hablando de rutinas, mis rutinas de belleza vivieron tiempo mejores. Me he vuelto una indisciplinada y tengo que retomarlas porque es un momento al día sólo para mí de mimos y cuidados que me gusta especialmente.

Ando buscando nuevas series para esta temporada, planeando excursiones para los fines de semana, anotando propósitos para esta “vuelta al cole”… En fin, igual que todos imagino. Pero te lo cuento porque hoy tocaba tomarse un café juntas, como viejas amigas que se ven después de las vacaciones y se ponen al día ¿no crees?

Todavía me queda un coletazo final de verano que pienso apurar al máximo pero la nueva temporada del blog arranca ya ¿Me acompañarás? Me encantaría…

 

Feliz regreso, feliz septiembre

RELATED POSTS

Comentario

  1. Hola Rocío. Me alegra leerte de vuelta. En tendencias he visto repetirse mucho algo que no me llama nada: botines de piel blanca! Respecto a series…me chifló Breaking Bad. Me dirás que no va contigo, pero dale una oportunidad y seguro que te engancha 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *