La cosmética natural que he incorporado a mi rutina

tratamientos de cosmética natural

Desde hace unos meses podría decirse que he tomado conciencia de lo que consumo. No es que antes no lo hiciera sólo que ahora presto mucha más atención. No me he vuelto “naturalista” y no he desterrado de mi vida alimentos y cosméticos de forma tajante.  No es eso, pero el cuerpo y la mente me pedían estar más atenta y ser más consciente de lo que me alimento por dentro y por fuera.

Después del embarazo me noté la piel de la cara muy apagada, muy cansada, fatigada, con muchas imperfecciones, manchas…No estaba bien y empecé a investigar para poner remedio. Lo cierto es que he probado a lo largo de estos años muchísimas cremas, unas compradas por mí y otras enviadas por las marcas. Pero nunca he llegado a dar con una crema que viera efectos inmediatos, que notara mi piel más sana desde el principio. Así que un poco desencantada con la situación decidí ir a la raíz de la cosmética, la cosmética natural,  los aceites y extractos que nutren las cremas que luego compramos. Total ¿qué podía pasar por probar algo nuevo? otra vez…

Después de tres meses usando productos de cosmética natural puedo decir que estoy muy satisfecha e ilusionada con los resultados. Me noto la piel más sana, más viva y cuidada y eso no hace más que acentuar mis ganas de seguir probando cosas nuevas.

 

¿Qué y cómo lo estoy usando?

Contorno de ojos a base de 6 extractos vegetales

Este contorno está compuesto por 6 extractos vegetales en su máxima concentración. A saber: alga espirulina, vid roja, cola de caballo, soja, alfalfa y cardo mariano. Ayuda a drenar el contorno y reducir bolsas, algo que ahora me preocupa especialmente puesto que mis horas de sueño se han visto mermadas de forma considerable. Además, ayuda a mejorar la circulación atenuando las ojeras.

Lo aplico por las noches puesto que tiene cierto color y con el roll on del envase y luego con pequeños golpecitos con el dedo anular.

 

Crema Corporal con extracto vegetal de Fucus

A la loción “La Lait Corporel” de Avril (marca que apuesta por ingredientes naturales y de orígen orgánico, pronto os hablaré de ella porque tengo más productos de su línea) he añadido extracto vegetal de Fucus y lo he mezclado bien en un bote de cristal.

El fucus tiene propiedades drenantes y resulta perfecto para mezclar con cremas anticelulíticas. En mi caso he bajado un peldaño y lo he mezclado con una hidratante. Lo aplico en abdomen, caderas y muslos después de usar mi remodeladora de Solac con un masaje profundo y energético. El resultado es sensacional, la piel queda tersa y firme y noto cómo mi cuerpo va drenando aquello que no necesita.

 

Mezcla de aceite natural de rosa mosqueta y extracto de baba de caracol

La rosa mosqueta es un aceite que aporta muchísima elasticidad a la piel ( es habitual usarlo durante el embarazo en la barriga) además, regenera como pocos, nutre, atenúa arrugas y ayuda a hacer desaparecer manchas gracias a su alto contenido en vitamina C.
El extracto de baba de caracol se encarga de exfoliar y regenerar, de ahí que la piel luzca tan radiante después de su aplicación.

Lo uso por las noches ya que el sol del sur es tan fuerte que aunque use una protección muy alta, prefiero no exponer mi piel después del uso del extracto de baba de caracol.

Esta mezcla es maravillosa, la mañana siguiente a su aplicación mi piel está regenerada, nutrida, tersa…Un gran descubrimiento del que no me pienso separar en mucho tiempo.

 

Ya tengo en mente nuevos productos para probar, como el romero para mejorar la circulación o la árnica para evitar hematomas y que también mejora el aspecto de las ojeras. En fín, todo un universo por descubrir que me resulta muy atractivo. Si a tí también te lo parece te recomiendo este vídeo de B a la Moda sobre aceites esenciales, es otra manera de hacer uso de estos extractos y aceites que no descarto en absoluto.

Por cierto, he comprado estos productos en La Jaboteca, un comercio sevillano en el que me asesoraron de maravilla y dieron exactamente con lo que yo buscaba.

¿Has probado la cosmética natural? ¿Qué me recomiendas? Creo que hablaremos de este tema más adelante porque se ha abierto todo un universo para mí…

RELATED POSTS

Comentario

  1. Mi nombre es Yolanda, y quería comentarte mi relación con los aceites vegetales:
    Tengo 42 años y poseo una piel mixta. Soy presumida y me encanta cuidarme… pero nunca he tenido mucha posibilidad económica.
    Así que hace años, aproximadamente 4 o 5, compré un libro de belleza de Cristina Tárrega, en el que hablaba del aceite de argán.
    Miré los precios de los aceites vegetales, me infomé y he ido probando. Tengo que decirte que para mi presupuesto la cosmética natural, es cara, pero yo compro en herbolarios estos aceites vegetales: aceite de argán, aceite rosa de mosqueta, aceite de jojoba, aceite de té verde.
    El que mejor me va para la piel mixta es el de jojoba, pero siempre tengo alguno más y, alguna noche, me echo otros.
    El aceite esencial de té verde, lo echo por la frente y la barbilla.
    También, he leído en el blog de meli camacho el aceite de higo chumbo, que es muy protector.

    Un beso enorme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *