Señales de vida

¿Cómo va tu verano? Espero que estés bien y estés disfrutando de estos días, si no de vacaciones, al menos con ese regusto a libertad que tanto los caracteriza.

Yo estoy bien, nosotros estamos bien. No me queda otra que hablar en plural porque desde hace dos meses los miembros de esta familia nos hemos convertido en un todo que pasa la mayor parte del tiempo juntos. Y ésto, es una suerte. Disfrutar de la familia a tiempo completo, poder compartir con tus hijos cada hora del día, verlos disfrutar y crecer… Es una autentica gozada.

Estamos viviendo un verano “slow”. Disfrutando de paseos por la orilla, puestas de sol, conversaciones en las sobremesas, de tomates aliñados, de pies descalzos y rizos a su aire. Un verano de lectura, de estrellas y run-run de olas. Suena idílico, sí.

Pero también tienen una carga negativa y sus contras. Empiezo a echar de menos tiempo para mí y mis cosas, A veces, no consigo ni escuchar mis pensamientos del alboroto que montan los niños ( no nos faltan rabietas, gritos o visitas a urgencias, como en cualquier casa)  y aunque suene raro decirlo, me apetece un poco de rutina. Parece que las vacaciones ya han cumplido su deber porque tengo ganas de horarios y costumbres.

Uno de los contras, es mi prolongada ausencia por este blog en las últimas semanas. Sí, dije que iba a estar por aquí y esa era mi intención pero al final, ellos mandan, especialmente en esta época del año. Si no rompemos nuestros planes en agosto ¿Cuándo lo haremos?

Al menos, he intentado estar más activa en Instagram y algo os he contado de estas semanas de vacaciones.

Creo que seguiré sin planificación con el blog al menos hasta septiembre. Tengo ganas de compartir cosas pero dudo que tenga la tranquilidad necesaria para hacerlo. Así que si consigo hallarla cuenta con un post pero insisto en que es algo que no depende de mí al 100%. Además, no creo que tengas demasiado interés en leer sobre el verano cuando lo estás viviendo de primera mano ¿no?

Pues lo dicho, disfrutemos, descansemos, desconectemos, desaparezcamos, abramos la mente a nuevas experiencias y a disfrutar lo que queda de vacaciones.

Besos y hasta la próxima!!

RELATED POSTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *