Tendencias a las que digo sí esta temporada

Cada vez me cuesta más escribir este tipo de post y no es que la moda haya dejado de interesarme. No es eso, es que soy una absoluta convencida de que cada cuál debe apostar por aquello que le guste y que le haga sentirse cómodo. Apostar por tu propio estilo al 100% al fin y al cabo.

Aún así siempre aparecen tendencias que nos llaman la atención, tendencias a las que decimos sí y a las que nos dejamos arrastrar por simples ( o complejos) flechazos.

En este post te cuento qué tendencias tendrán un hueco en mi armario y en qué forma harán su aparición en mis looks diarios.

 

El Tartán. Miu Miu, Versace, Marc Jacobs… No son pocos los que se han sumado a estos cuadros multicolores este otoño. Yo digo sí, en una versión discreta, en tonos más masculinos, con una vuelta de tuerca y huyendo de lo “evidentemente tartán”. Ojalá encontrar una falda como ésta maravilla de Max Mara:

 

 

Capas tipo poncho. O capas en sus múltiples versiones. Si sigues este blog desde hace años sabrás que es una prenda que me fascina, en esta ocasión me he fijado en aquellas con sabor étnico como las de Etro o Isabel Marant.

Neón. En su justa medida pero sí. Me gusta el toque de color flúor en pequeñas pinceladas. Faldas plisadas, guantes, un jersey de punto…En invierno siempre se agradecen los toques de color vibrantes y llenos de vida.

 

Pelliza. Llevo años con ganas de incorporar una a mi armario. Esta cazadora de piel y borreguito es un clásico que no pienso dejar pasar mucho tiempo más.

 

Flores. En su versión más invernal o romántica.

Leopardo. Quizás una de las tendencias más claras de la temporada. Una tendencia que yo no calificaría como tal ya que la considero un clásico, un básico. ¿Cómo pienso llevarlo? En accesorios como bolsos, zapatos o cinturones. Además en blusas o faldas sobre un look totalmente en negro.

Vestido lencero. Que pienso llevar a modo de pichi con jerseys de canalé y cuello cisne debajo, zapato plano, mules o botas altas. Y encima, maxiabrigos tipo batín.

Aire setentero. La pana ha vuelto, el año pasado hizo algún acto de presencia pero ahora es más que evidente. No lo tengo claro con ella pero sí como otros elementos que representan esta década con igual intensidad: pantalones de campaña, blusas con lazadas, estampados corbateros en camisas, el color camel…

 

Y tú ¿A qué tendencias te sumas? ¿Qué quieres incorporar? ¿A qué no puedes resistirte?

RELATED POSTS

Comentario

  1. Hola! Pues en estampado leopardo me he comprado un pañuelo y tartán unas bailarinas que me fascinan. Deseando hacerme con alguna prenda de pana…a ser posible una falda. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *