Un vestido de flores para el verano

Si tuviera que hacer la típica lista de prendas imprescindibles para el verano tengo claro que añadiría un vestido de flores. No hay verano sin vestido de flores ni viceversa. Son almas gemelas, hechos el uno para el otro.

No importa que el vestido sea mini, maxi y, como en mi caso, midi. Lo importante es que esté cuajado de flores, que respire desenfado, tranquilidad y comodidad. El que llevo en estas fotos cumple todos mis requisitos. Es suave, como una segunda piel, fresco y sólo verlo me transmite serenidad. No sé, pero es curioso cómo una prenda puede transmitirte sensaciones ¿no crees?

Después de casi 10 años con este blog, no habíamos hecho fotos en un campo de girasoles y eso que los tenemos muy cerca de casa. Era una especie de asignatura pendiente y hace unos días nos animamos a ello, ya era hora! Estoy convencida que era el entorno perfecto para esta prenda.

Este look es uno de mis uniformes cuando más cerca del campo estamos. Sandalias planas, sombreros de paja, vestidos cómodos…Por cierto, he rescatado del altillo este bolso tipo red que compré hace mil años en un mercadillo y ahora parecen más en tendencia que nunca.

( vestido: mango, otra temporada, ahora lo puedes encontrar en mango outlet / sadalias: ria menorca/ pendientes: carolina herrera )

Te deseo un feliz día…

RELATED POSTS

Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *